¿Qué es una Criptodivisa? Historia de las divisas fiduciarias.

 

Hace un tiempo estuve en la flamante “Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información” donde se celebró el segundo “Foro FinTech” y donde, entre otras cosas, estuvimos hablando acerca de uno de los temas favoritos de la juventud ¡Las Criptodivisas!  Y aquí estoy, tecleando y fraccionando una serie de artículos divulgativos sobre esta temática. Hoy, por lo pronto, os contaré una curiosa historia que irá, desde la primera divisa fiduciaria, pasando por la primera moneda internacional, hasta llegar a las criptodivisas, lo último y más cool en monedas fiduciarias e internacionales.


¿Que es una divisa internacional, y cuál fue la primera? Agarrense a la silla porque promete.

Columnario 8 reales Santiago_Carlos III

Una divisa se considera internacional cuando es aceptada, como medio de pago, en diferentes partes del globo. Para sorpresa de muchos, la primera moneda de uso internacional, de la historia, es española y su nombre era el “Real de a 8” o más conocida mundialmente como “Spanish Dollar”. Su origen se remonta a la reforma monetaria de 1497, año de nuestro señor. Además,  de esta reforma surgieron también otras importantes monedas como el “Doblón”, que inspirará  numerosas monedas de su época en toda Europa. El “Spanish Dollar” se utilizó hasta el siglo XIX en América, Asia y Europa. Fue la primera moneda de curso legal en los Estados Unidos, hasta que prohibieron su uso en 1857, y en ella basaron su moneda, el ¡¡Famosísimo!! “U$ Dóllard”. Podrás encontrar “Reales de a 8” con sellos de Arabia Saudí, China, Birmania, USA, Jordania, etc… Además, dice la leyenda, y a mí me encantan las leyendas, que el símbolo del Dólar Estadounidense hace referencia a la S de “Spanish” y a las dos columnas de Hércules II, pero es solo una interesante especulación indemostrable que solo sirve para hacer más seductor este artículo.

divisas

Desde que surgiera el “Real de a 8” ha pasado mucho tiempo, y a día de hoy, las divisas internacionales más importantes son el U$D, el €uro, el ¥en, la £ibra esterlina y para de contar, pero ¿Cuál será la definitiva? Pues existe la posibilidad de que sea una criptodivisa. Una criptodivisa con la que pueda pagar en cualquier comercio del mundo, en un mundo donde los precios estén expresados en ella, sirviendo así como “unidad de cuenta”. Ya sabemos que es una divisa internacional, ahora debemos explicar que dota de valor a tu dinero, y por tanto, a una criptodivisa.


¿Que dota de valor a una moneda? Esta parte encantará a los escépticos.

gold-bar-sepor

El “Real de a 8” era una moneda mercancía, es decir, su valor era representado por el metal (Plata) con el que había sido elaborado. Este valor real era inferior al nominal representado en ella, protegiéndola así de ser fundida, es decir, que en la moneda estaba impreso un valor nominal de 8 reales, pero quizá (Pues ,a diferencia de Jordi Hurtado, no viví aquella época), el valor de la plata con la que fue acuñada, estaba valorada en 7 reales, con lo que con un “Real de a 8”, formado por 25,560 gramos de plata, podías comprar más de 25,560 gramos de plata (Fenómeno conocido como “Señoreaje”). La  primera y más importante criptodivisa, “El Bitcoin”, por el contrario, no apoya su valor en nada tangible, sino en el valor que le da su comunidad, es lo que se conoce como una divisa de patrón fiduciario. Normalmente, cuando digo esto a algún conocido, se sorprende y me pregunta ¡¿Cómo es eso posible?! Sencillo, no te sorprendas tanto, las monedas actuales como el €uro y el  U$D, también son de patrón fiduciario. Poseen valor porque las entidades que la emiten gozan de confianza, al fin y al cabo, fiduciario y confianza, son de la misma familia. Quiero dejar eso claro, el patrón oro, en el que la moneda debía su valor a una cantidad de oro con la que tenía equivalencia y que el estado custodiaba en una gran cámara, se acabó en varias fases, la primera fase quizás les suene,  fue la “Primera guerra mundial” y la última fue en el año 1971 cuando, el “popular”, Richard Nixon, se vio obligado a cargarse de un escopetazo el acuerdo Bretton Woods (Cambio-Dólar-Oro), acabando así con la convertibilidad del dólar en oro y comenzando así el patrón fiduciario hasta nuestro días. Aún así, los estados siguen custodiando oro en forma de reservas, en el caso de España, tenemos reservas en Fort Knox (USA), Londres, Banco de Pagos Internacionales de Basilea y en el Banco de España.


¿Entonces el sistema fiduciario es un invento “nuevo”?

No, nada más lejos, ya que la primera moneda fiduciaria viene de China, del siglo VIII, con la dinastía Thang (La de los zumos en polvo), pero no fue hasta el siglo XVII que llegó a Europa. Lo curioso de aquel momento, es, no solo el concepto, sino que nació el primer banco emisor, que quebró a los 35 años por conceder más créditos de los debidos y que fue rescatado por el estado (Natillas Danone ¿Repetimos?), que dictaminó que no pudieran darse créditos por encima del 30% de las reservas, creando así los primeros “Coeficientes de caja”, que hoy en día son de un 1% a 0% en la €urozone  y que, un día de estos, os explicaré con más detalle.


¿Qué es entonces una criptodivisa?

colored-coins

Es un medio de pago, de elevadísima liquidez, cuya existencia es digital, no presenta soporte físico y se puede transferir a través de la red. Su mayor referente es el Bitcoin, divisa fiduciaria e internacional, sin embargo ya existe la primera criptodivisa respaldada en oro, el Hayek Coin. El futuro apunta muy fuerte en dirección a las criptodivisas, y escribiré un artículo acerca del Bitcoin y su interesante e importante sistema de transferencia, el Blockchain. Por su parte, Dinarmaca, ya ha anunciado su intención de destruir sus monedas y billetes haciéndolo todo digital, enfrente (¿Casualidad?), Noruega, que ha sacado los billetes más “POP”, de la historia, con su última emisión.

Un saludo y, como siempre, gracias por aguantar mi forma de contar las cosas.

Atentamente y con cariño: Aitor Enrique Alirangues Medina.

Acerca de Aitor Alirangues

Antes de gastar piensa en cómo pagar.
Esta entrada fue publicada en Fintech, Historia de la economía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s